A partir de hoy me perdono

Me perdono… no ser feliz,
me perdono… no saber amar,
perdono… no haber sabido amarme,
perdono… culpabilizarme…

La Presencia de Dios

– POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ. PIDAMOS PERDÓN A DIOS:

– Tú conoces mi corazón. Señor, ten piedad.

– Tú sabes cómo es el fondo de mi alma. Cristo, ten piedad.

– Tú eres mi camino y mi descanso. Señor, ten piedad.

La Libertad

Dios de Amor, quiero que resucite el amor como niño.

Dios de Amor, que más grande regalo puedo pedirte para mi y mi prójimo, para el pariente y el vecino, que resucite el amor de niño en nuestras vidas.

Tú siempre nos invitas a la casa del padre, para jugar los hijos y los nietos, los primos y los abuelos, vecinos y quien sea, todos juntos como niños:“Les aseguro que si no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los cielos. El que se haga pequeño como este niño será el más grande en el Reino de los cielos” Mt 18, 1-4

Quiero que resucite el amor que recibe a todos los niños, aunque estén pobres o enfermitos. O aguarden nacer. Tu dices: “El que recibe a este niño en mi Nombre me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe a Aquel que me envió» Lc 9, 46-50

Quiero que resucite el Amor como niño para correr a tu encuentro, para avisarle al mundo, con ánimo y entusiasmo, la buena noticia que ya llegaste a vernos para que les digas, aunque nos veamos Niños Grandes: “Dejen que los niños se acerquen a mí» Mc 10, 13-16

La Palabra

Mateo 18

1 En aquel momento se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: «¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?»

2 El llamó a un niño, le puso en medio de ellos

3 y dijo: «Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos.

4 Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos.

5 «Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe.

6 Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar.

7 ¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalos, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!

8 «Si, pues, tu mano o tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida manco o cojo que, con las dos manos o los dos pies, ser arrojado en el fuego eterno.

9 Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida con un solo ojo que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna del fuego.

10 «Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos.

12 ¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se le descarría una de ellas, ¿no dejará en los montes las noventa y nueve, para ir en busca de la descarriada?

13 Y si llega a encontrarla, os digo de verdad que tiene más alegría por ella que por las 99 no descarriadas.

14 De la misma manera, no es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno solo de estos pequeños.

¿Qué me estás diciendo Señor?

La Conciencia

A partir de hoy me perdono

Me perdono… no ser feliz,

me perdono… no saber amar,

perdono… no haber sabido amarme,

perdono… culpabilizarme,

perdono… mi vergüenza,

perdono… mi autocastigo,

perdono…mis equivocaciones,

perdono… mis imperfecciones,

perdono… mi ignorancia,

perdono… mi inconsciencia,

perdono… mi separatividad,

perdono… mi temor.

A partir de hoy comienzo a vivir como «Dios manda».

Comienzo a ser feliz,

comienzo a tomar las riendas de mi vida,

comienzo a decidir por un bien superior,

comienzo a dejar de ser una víctima.

A partir de hoy… reconozco la fuerza de mi bautizo,

a partir de hoy… decido mirar  belleza en mi vida,

a partir de hoy … elijo reaccionar con amor,

a partir de hoy… empiezo a reírme de mi,

a partir de hoy… veo soluciones antes que problemas,

a partir de hoy… empiezo a sanarme,

a partir de hoy… descubro mi conversión

a partir de hoy… despierto, me levanto de entre los muertos y Cristo es mi luz

Conversación

Imagino a Jesús frente a mi o a mi lado y le hablo desde mi corazón de niño.

Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos Amen.

Conclusión

Siembra en tu vida una o varias flores de amor:

Hoy le leeré una historia a un enfermo, a un anciano o a mis hijos.

Hoy pondré atención en lo que escucho de otras personas, como si viniera de la boca de Jesús, sin hacerle caso a lo que veo.

Hoy le invitaré un bocado o un taco a quien no lo puede pagar.

Hoy rezaré hablando y pidiéndole a Dios pidiendo por las prisioneros y por las Benditas ánimas del Purgatorio, sobre todo por aquellas que están más cercas de alcanzar el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s