La falta de autoestima, estrés, depresión, capacidad de interactuar y capacidad de resolución de problemas, entre otros, son los principales obstáculos que enfrentan los recién egresados al momento de incorporarse al mercado laboral y se traduce en baja productividad laboral que golpea con mayor intensidad a grandes empresas.

Este comportamiento es un síntoma generacional desde la escuela que provocan la deserción o las fallas de disciplinas y se hace evidentes en la relación de pareja que enfrenta abandono, infidelidad, violencia física y emocional de ambos géneros.

Para las empresas la alta deserción laboral puede causar una mala reputación, menor moral a los empleados y da lugar a una reputación sombría, la organización podría perder ventas, inversores, clientes y proveedores, lo que lleva a una reducción gradual de los resultados a fin de año.

Hoy en los hogares y en las aulas difícilmente se enseñan habilidades como “el recibir órdenes y cumplimentarlas” y “el trabajo en equipo”.

El espíritu de equipo:

En Misión de Amor creemos que la empresa es un gran espacio para resolver las deficiencias de este síndrome de deserción que termina afectado a la sociedad donde habitamos. No es un tema menor, tiene que ver mucho con la madurez institucional, una industria tiene que recurrir a varias recetas para solucionar esto, como el seguir reclutando con filtros de entrada muchos más precisos que incluyan el desarrollo del espíritu humano, más allá de una terapia de integración Psico-Emocional.

El espíritu de equipo no es un concepto, son intervenciones que realizamos en un programa que unen a las personas desde lo profundo, para limpiar los bloqueos que tiene su espíritu e impiden reconocer el Amor en sus labores de día a día, en cualquier puesto que desarrollen.

El espíritu de equipo, para Misión de Amor, es el resultado de aplicar una metodología que desarrolla cinco áreas en la conciencia: inclusión, diálogo, corrección, concentración y auto-gestión

En el espíritu de equipo somos uno:

  1. El liderazgo es la inclusión del grupo. (Decido primero amar)
  2. Las personas me descubren mis habilidades (Soy presencia en el otro)
  3. La capacitación se convierte en auto-gestión creativa del grupo (En nosotros esta la solución)
  4. Los frutos que cosecho son paz, gozo, amabilidad, fidelidad, auto-control, honestidad, paciencia y el bien común. (Comemos del mismo fruto)
  5. El conflicto es una oportunidad de crecer. (El error es la lección)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s