Bendice lo que comas

Retírate en tu hogar. Haz este ejercicio espiritual:

Mira a Dios mirándote cuando encarnas sus palabras y te compartes como mensajero de la buena noticia.

Leer Más