Rosario a Jesús por María

No es la cantidad de oración lo que es importante, es el estar constantemente consciente de ofrecernos a Jesús o a Nuestra Madre Bendita.

Este rosario es una actividad en @MisiondeamorMx que nos guía a invocar al Señor y el auxilio de nuestra Santa Madre en nuestra búsqueda de la gloria, el gozo, la luz y cuando nos encontramos con el dolor. Más información

Santa Rita tu fuerza es la oración

Ejercicio espiritual con Santa Rita 5/9

Al quedar sola no se deja vencer por la tristeza y el sufrimiento. Santa Rita quiso entrar con las hermanas Agustinas, pero no era fácil lograrlo. No querían una mujer que había estado casada. La muerte violenta de su esposo dejó una sombra de duda. Ella se volvió de nuevo a Jesús en oración.  Ocurrió entonces un milagro. Una noche, mientras Rita dormía profundamente, oyó que la llamaban ¡Rita, Rita, Rita! esto ocurrió tres veces, Más información

Santa Rita tu perdonaste a tu esposo

Ejercicio espiritual con Santa Rita 3/9

Después de veinte años de matrimonio y oración por parte de Rita, el esposo se convirtió, le pidió perdón y le prometió cambiar su forma de ser. Rita perdona y el deja su antigua vida de pecado y pasaba el tiempo con Rita en los caminos de Dios. Esto no duró mucho, porque mientras su esposo se había reformado, no fue así con sus antiguos amigos y enemigos. Una noche Paolo no fue a la casa. Antes de su conversión esto no hubiera sido extraño, pero en el Paolo reformado esto no era normal. Rita sabía que algo había ocurrido. Al día siguiente, lo encontraron asesinado.

Por la señal… Más información

Santa Rita tu único libro era el Crucifijo

Ejercicio espiritual con Santa Rita 2/9

Sus padres, sin haber aprendido a leer o escribir, enseñaron a Rita desde niña todo acerca de Jesús, la Virgen María y los más conocidos santos. Rita, al igual que Santa Catalina de Siena nunca fue a la escuela a aprender a escribir o a leer. Santa Catalina le fue dada la gracia de leer milagrosamente por nuestro Señor Jesucristo, para santa Rita su único libro era el Crucifijo.

Por la señal…

Saludo

Dios y Señor nuestro, que, disponiéndolo todo con admirable providencia, has puesto en tu Iglesia a los Santos para que fuesen un modelo constante de todas las virtudes, y que, llamándolos a tu seno, los has constituido nuestros protectores y abogados: escucha propicio los ruegos de tu sierva Santa Rita, Más información

Santa Rita, en tu corazón reina Jesucristo.

Ejercicio espiritual con Santa Rita 1/9

Fue una hija obediente, esposa fiel, esposa maltratada, madre, viuda, religiosa, estigmatizada y  santa incorrupta. Santa Rita lo experimentó todo pero llegó a la santidad porque en su corazón reinaba Jesucristo.

Por la señal…

Saludo

Dios y Señor nuestro, que, disponiéndolo todo con admirable providencia, has puesto en tu Iglesia a los Santos para que fuesen un modelo constante de todas las virtudes, Más información

¿Como hacer oración?

La Oración es un puente que nosotros ofrecemos para que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo lleguen a nuestro hogar, a nuestra conciencia. Con la oración dejamos que el Padre manifieste su creación hacia nosotros. El Padre se relaciona con la creación a través de la oración. Nos permite observar su mano divina, donde expresa su amor. Su Espíritu Santo es el amor transformador, el amor para manifestarnos la presencia y despertarnos la conciencia la divinidad.

Más información

La comunión con el resucitado

¿Cómo puede Dios transformar la maldición en bendición?

Mi Señor, manantial creador, estoy deseando tener conciencia de que tu estas aquí. Sé que estás pero mis ojos sólo miran cuerpos y mis oídos no saben escuchar el espíritu de quienes me rodean, empezando por tu Santo Espíritu. Me he centrado en mis propios sentimientos y razones y he dejado de alimentar mi conciencia del manantial que Tú nos das en cada espíritu. El espíritu donde está el soplo divino que infundiste en nuestra alma para continuar tu creación en la tierra. Más información

A la Santísima Trinidad por María

Os adoro eterno Padre, sacrificando a tu hijo y renovando la faz de la tierra con tu Espíritu Santo, pues confiaste toda tu voluntad en la humanidad uniéndote en Nuestra Santa Madre la Virgen María, para divinizar con tu presencia a la humanidad.

Te reconozco y te venero, oh Virgen santísima, Reina de los cielos, Señora y Patrona del universo, que con la libertad de Hija del Padre, fuiste esposa del Espíritu Santo y Madre del Hijo con todo el amor y entrega humana a la única, divina, e individua Santísima Trinidad.

Sin tu aceptación de la providencia, nunca alcanzaríamos la plenitud del amor, con los dones y gracias de la Santísima Trinidad. La suma voluntad creadora, la palabra de tu hijo, su cuerpo y sangre y el consuelo y guía de encarnar el Espíritu Santo en nuestra vida para la salvación de nuestra alma en la gloria del Padre Nuestro.

Más información