Dios te bendice ¿Que te puede faltar?

Descubre la Bendición del Señor: es el amor y el Espíritu de tu espíritu

Deja que su bendición, en ti, se exprese y, desde ti, ilumine y anime la vida que te rodea.

Bendice el reino que te comparte el Señor para que seas instrumento de su paz.

Bendice a tu enemigo para que descubras la misericordia del Señor, pues tu eres enemigo que bendice a su enemigo. Que lo transforma en enemigo bendito Leer Más

Deja de cultivar el Temor

Deja de negar al Amor, de ignorar tu Amor, de hacer culto al temor. Ten paciencia y gobernaras la ira, puedes ser totalmente paciente si sabes que lo que buscas existe y el Amor existe, pues es el Señor Dios que viene a tu encuentro y está en tu prójimo como en ti mismo. Ante el temor afirma el Amor que te cría y te crea en unión con el universo. Es el verbo encarnado para habitar entre nosotros, es la luz que expulsa las sombras del mal de tu espíritu y el de tu prójimo. El culto al Temor es separar, juzgar y condenar. Salva en el amor, es posible y es necesario, pues eres expresión del Amor encarnado como semilla de su voluntad en esta tierra. Une en el Amor, deja de ignorar o justificar la separación, eres un Amor, son un Amor. Ten paciencia y descúbrelo en la paz del Señor. Leer Más

¿Cómo pedir perdón?

 

La mayor satisfacción para el Padre es que sus hijos estén unidos. La reconciliación entre hermanos, por la gracia del Padre Nuestro, es descubrir la bendición en el error. El Padre Nuestro nos pide que perdonemos y pedir perdón es tomar el perdón de Dios para redimir o arreglar la relación que se encuentra rota o trastocada por nuestro error. Pedir perdón es un acto donde ejercemos nuestra libertad haciéndonos responsables de nuestros pensamientos acciones u omisiones. Leer Más

Corrige una adicción, una caída o un error

Hoy es una buena oportunidad para limpiar nuestra vida, es precisamente el sentido de expurgar, de penitencia y reconciliación.

En un retiro de sanación te proponemos que te enfoques en una adicción, una caída recurrente o un error en tu comportamiento para corregirlo.

Esperamos en Dios tu paz y sanación. Compártenos tus descubrimientos, oraciones, comentarios e inquietudes para apoyarnos como cuerpo místico de Cristo y ayudar a otros a descubrir en Dios la salud, el perdón y la reconciliación.

Preparación

Al hacer este ejercicio espiritual, preferentemente usa el evangelio y el responso del salmo correspondiente a este día para meditar. Leer Más

No fue en el Gólgota

Un día en que estaba muy atemorizada, recé pidiendo a Dios su amparo. Mi enemigo era oculto y perverso, alguien a quien yo creía un amigo fiel y cordial. Mi error fue grande al confundirle. Nunca lo odié ni guardé rencor, por que él fue la vía torcida para llegar al camino recto de mi Dios Padre.

No, no estuve en el Gólgota, de hecho, fue en la soledad de mi cuarto dónde ví a Jesús Cristo por primera vez con ojos diferentes, le ví dolido por nuestros pecados

Leer Más